lc-logo-355.png

En las escuelas, colegios y universidades, trabajar juntos para resolver problemas y completar proyectos profundiza el aprendizaje de los estudiantes y desarrolla habilidades de colaboración. Este tipo de colaboración, trabajar juntos en un objetivo común y crear soluciones más allá de lo que las personas pueden lograr por sí mismas, también es una opción natural para las bibliotecas y las comunidades. Los espacios de colaboración unen mundos físicos y digitales y crean entornos propicios para la resolución de problemas grupales.

 

¿Cómo puedes canalizar una colaboración productiva? ¿Cuáles son las últimas soluciones de colaboración?

Nuestro equipo te ayuda a diseñar, construir, equipar y operar tus Learning Commons.

Las tendencias

Cada vez más bibliotecas en países desarrollados y universidades están agregando salas de estudio a su diseño. El aprendizaje colaborativo impulsa el juego de todos. Al trabajar juntos, las personas encuentran puntos en común, equilibran las habilidades de los demás y se impulsan mutuamente. Lo mismo es cierto para el lugar de trabajo.

 

"Las bibliotecas del siglo XXI proporcionan un espacio común acogedor que fomenta la exploración, la creación y la colaboración entre estudiantes, maestros y una comunidad más amplia".

- Beth Holland, Edutopia

Captura de Pantalla 2020-05-22 a la(s) 2

4 conceptos de espacio colaborativo

En general, los espacios están cambiando en 4 formas clave para reflejar las preferencias y prácticas modernas de colaboración. Las bibliotecas eligen los elementos de espacio colaborativo que funcionan mejor para su entorno y comunidades.

 

1. Crear flexibilidad

Primero, con flexibilidad, los muebles que se mueven fácilmente pueden ser agradables, pero esa no es toda la historia. La variedad es un aspecto clave de la colaboración. En el mismo espacio, puede tener múltiples arreglos y diferentes zonas. Esto acomoda grupos de diferentes tamaños, ofrece áreas privadas y públicas y permite diferentes actividades.

2. Habilitar colaboración

Tener las herramientas adecuadas en la casa hace que el trabajo en grupo sea efectivo. Las herramientas de colaboración van desde pizarras de baja tecnología hasta tablas de medios de alta tecnología. Además, los diferentes tipos de muebles permiten a los usuarios definir cómo quieren colaborar.

Proporcionar una combinación de alturas de muebles crea diferentes modos sociales y acomoda a las personas que realizan diferentes tareas, como estudiar solos o juntos.

3. Proporcionar comodidad

La comodidad es más que un asiento cómodo. También se trata de facilitar diferentes estilos de aprendizaje e intercambio, permitiendo actividades informales y adoptando enfoques de aprendizaje no tradicionales.

4. Integrar tecnología

La tecnología, como las tablas multimedia o las pantallas interactivas, puede ser una gran adición a los espacios de colaboración. No es tecnología por el bien de la tecnología, sino que permite a los estudiantes y clientes compartir contenido y avanzar en su pensamiento.

Otra forma de describir esto es el aprendizaje conjunto. Los estudiantes pueden conectarse con otras aulas en otros estados o países para colaborar en proyectos o competencias académicas. Los emprendedores pueden avanzar sus ideas de negocios a través de discusiones colaborativas en línea.

Áreas de los Learning Commons

 

1. La zona colaborativa

La zona de colaboración se centra en el aprendizaje basado en proyectos y el trabajo en grupo. Se alienta el trabajo en equipo, la colaboración multimedia y la visualización del trabajo de los estudiantes. Las tablas se pueden mover y reconfigurar fácilmente. Las opciones de asientos deben ser livianas para que se puedan levantar y reorganizar fácilmente para fomentar la colaboración espontánea.

 

El acceso a la energía y la conectividad son consideraciones importantes. Las estaciones de carga y los enchufes en la mesa son útiles para los estudiantes que desean cargar sus dispositivos, y las mesas de medios permiten a los estudiantes e instructores enchufar y compartir sus pantallas.

 

2.La zona de aprendizaje social

Lo que distingue a esta zona de la colaboración es que pretende ser más lúdica, informal y cómoda. Puede asumir la sensación de una sala de estar con amplios asientos suaves y una variedad de superficies de trabajo. Por ejemplo, las mesas y taburetes de café contribuyen a un atractivo café relajado.

 

Se alienta a los estudiantes a interactuar entre ellos aquí. Abrace el ruido y la conversación en esta área.

 

3.La zona de estudio individual

Esta zona es para estudiantes que desean estudiar o trabajar solos. A menudo, a los estudiantes no les importa hacer lo suyo en presencia de otros que pueden estar hablando o trabajando juntos. En este sentido, no tiene que haber amplios márgenes de separación entre esta zona y las otras. Sin embargo, todavía debe haber algunos elementos de privacidad.

 

Las características distintivas de esta zona incluyen asientos individuales, pantallas de privacidad, carrels o mesas más pequeñas con una o dos sillas.

 

El futuro es brillante

Si bien siempre he sido un amante de la biblioteca, ¡me alegra que los recursos comunes de aprendizaje de hoy en día cambien y evolucionen constantemente para adaptarse a las necesidades de los estudiantes del siglo XXI! El potencial es ilimitado, y me encanta que estamos preparando a los jóvenes de nuevas maneras para dejar su huella en el mundo.